PRODUCTOS ZINGA

ZINGA® se diferencía de otros métodos de anticorrosión en que combina la protección activa y pasiva en un sistema de galvanización por película fácilmente aplicable que no sólo le otorga una protección catódica activa sino que también le da un escudo físico pasivo.

LLAMANOS:

01 (229) 210 60 33

Sectores donde ZINGA
protege contra la corrosión

INDUSTRIA

· Cementera
· Minera
· Papelera
· Ganadera
· Militar
· Automotriz

CONSTRUCCIÓN

· Aeropuertos
· Hangares
· Edificios públicos
· Estadios
· Escuelas
· Silos
· Tanques de almacenamiento
· Invernaderos
· Postes
· Puentes
· Torres de telecomunicación
· Varillas de acero

ENERGÍA

· Tuberías para
· Petróleo y Gas
· Petroquímicas
· Termoeléctricas
· Estaciones de energía
· Tanques para hidrocarburos
· Tanques para gas
· Torres de transmisión eléctrica
· Transformadores

TRANSPORTE

· Barcos
· Trenes
· Camiones
· Sistemas de transporte
· Vías férreas
· Vías terrestres

MARITIMA

· Puertos
· Barcos
· Muelles
· Contenedores
· Plataformas

VENTAJAS Y CARACTERÍSTICAS

 

Fácil de aplicar en sitio

Una vez completamente mezclado, ZINGA® se puede aplicar con un brocha normal, un rodillo de fibras cortas (no para la primera capa) o una pistola de pulverización convencional o sin aire.

ZINGA® se puede aplicar en una amplia variedad de condiciones climáticas. El rango de temperatura de la superficie de aplicación va desde los -15° C hasta los +40° C donde las condiciones lo permiten con una humedad máxima del 95% siempre y cuando el punto de rocío sea mínimo 3° C sobre la temperatura del acero. Al igual que todos los recubrimientos, la superficie del sustrato debe estar libre de todo tipo de contaminación.

Trabajando a temperatura ambiente, asegura que no habrá ninguna deformación de la estructura de acero (que puede llegar a ocurrir en el proceso de galvanización por inmersión en caliente) o pérdida de energía.

Tiempo de secado rápido

ZINGA® tiene uno de los tiempos de secado más rápidos en la industria del recubrimiento. Se seca al tacto en unos 10 minutos a 20° C (40 μm DFT). ZINGA® se puede recubrir con una nueva capa de ZINGA® 1 hora después de estar seco al tacto (usando pistola, después de 2 horas si se usa brocha), y con otras pinturas 6 a 24 horas después de estar seco al tacto.

Este beneficio permite aplicaciones rápidas del sistema y, por consiguiente, tiempos de aplicación más cortos, menos tiempo de dique seco (para buques), menos horas de trabajo y menos tiempo para el cierre de estructuras.

Significa que ZINGA® puede ser un ahorro de costos inmenso, dado que el costo del equipo, el personal y el costo por perdidas económicas debido al no funcionamiento de la estructura es el más alto de un proyecto de recubrimiento.

ZINGA® no se despega y no es quebradizo

ZINGA® contiene tanto zinc en su película seca, que no forma una película cerrada. De hecho, ZINGA® es poroso. Esto se debe a que la concentración volumétrica del pigmento (para ZINGA® = la concentración de zinc) supera la concentración crítica de volumen de pigmento de un revestimiento.

Esto significa que no todas las partículas de zinc están rodeadas completamente de aglutinante, permitiendo con esto un excelente contacto entre las partículas de zinc y por consiguiente una buena conductividad eléctrica (que garantiza la protección catódica).

Por lo tanto, ZINGA® no es una pintura y no se comporta como una pintura. Por ejemplo, cuando una pintura es dañada se provoca que una capa de pintura se desprenda o se pele. De igual forma cuando la pintura es golpeada con un martillo, ésta sufrirá una tensión severa en el aglutinante debido al fuerte impacto y ocasionará grietas en la pintura. Estas grietas son la parte débil de la pintura a través de las cuales la humedad y el agua pueden filtrarse dejando el acero expuesto al medio ambiente y dando pipe al inicio de la oxidación.

ZINGA® no actúa así, actúa más como el acero de abajo: cuando es impactado con un martillo, el zinc es simplemente empujado, doblándose junto con el acero.

Por lo tanto, ZINGA® también se puede doblar con el acero hasta cierto punto.

Recargable

Una de las ventajas más decisivas de ZINGA® es que se puede recargar. Cada nueva capa de ZINGA® hace que la capa anterior se vuelva líquida, para así formar una nueva capa homogénea de ZINGA®. No hay riesgo de acumulación de capas que tengan una estructura diferente, lo que podría causar el desprendimiento de las mismas. La preparación de la superficie antes de la recarga se reduce al mínimo: sólo es necesario eliminar las sales de zinc de la superficie. Dependiendo de la antigüedad de la capa de ZINGA®, y de las condiciones ambientales, esta limpieza puede realizarse con un lavado con agua, preferiblemente mediante limpieza con vapor a 150 bar a 80° C, o por medio de un granallado muy ligero.

Esta propiedad de recarga puede ser de gran utilidad si esta pendiente hacer alguna perforación o soldadura en la superficie, o si las estructuras aún tienen que ser transportadas. En ese caso, la primera capa es considerada como un primario. Esta puede contener daños severos. Posteriormente se puede aplicar la capa final de ZINGA® y reparar los daños locales. Los cordones de soldadura necesitan ser limpiadas de antemano. Cuando no hay necesidad de recubrir toda la estructura, se puede aplicar una pequeña cantidad de ZINGA® en los puntos dañados y toda la estructura estará libre de óxido nuevamente. Las reparaciones serán invisibles después de cierto tiempo.

Las siguientes micrografías demuestran la integración total de múltiples capas de ZINGA®:

ZINGA® puede ser recubierto

Si ZINGA® se utiliza como parte de un sistema dúplex, es decir, se recubre con un sistema de pintura compatible, la capa superior proporciona la barrera inicial a los elementos, pero el óxido de zinc seguirá formando una barrera secundaria si la capa más externa está en riesgo de alguna manera. Como el acabado de pintura comienza a descomponerse de manera natural, al paso del tiempo éste se va volviendo poroso; el ZINGA® llena estos poros con óxidos de zinc desde debajo de la pintura permitiendo que la capa superior dure más tiempo. A este punto, ZINGA® ni siquiera ha comenzado a sacrificarse, lo hará hasta que el acabado se haya dañado al punto donde el zinc desnudo este expuesto a los elementos externos. Es por esto que podemos afirmar que la vida útil de un sistema dúplex (ZINGA® + pintura) puede ser un 50% más que la suma de las vidas individuales de ZINGA® y la capa de pintura.

Siempre se debe apegar estrictamente a las especificaciones apropiadas proporcionadas por los fabricantes de pinturas de acabado en conjunto con ZINGA®. Aunque ZINGA® puede ser fácilmente recubierto con una amplia gama de acabados finales, debe tenerse en cuenta que cuando se utilizan epóxidos, etc., ZINGA® es sensible a los solventes y se deben tomar todas las precauciones necesarias para minimizar su exposición a cualquier solvente contenido en los revestimientos finales.

El uso de la técnica de “capa de rocío / capa completa” es vital y obligatoria para evitar que cualquier contaminación por solventes ocurra. Para obtener más información, consulte “capa de rocío / capa completa”.

Los fabricantes de pinturas a menudo especifican un sistema particular individual de primario / acabado, y éstos deben aplicarse siempre sobre el enlace correcto. Los acabados que se deben evitar en combinación con ZINGA® incluyen todos los esmaltes basados en alquidálicos, los cuales nunca deben aplicarse sobre ningún revestimiento a base de zinc. Esto se debe a que el zinc reacciona con el alquidálico y provoca la saponificación que permite que la pintura seque, pero no le permite endurecer y curar.

Los vinilos de alta calidad, así como los esmaltes de hule acrilatado y clorado son extremadamente altos en contenido de solvente, por lo que el uso de un sellador es obligatorio con estos revestimientos.

Zingametall ofrece dos selladores en su catalogo de productos, que han sido probados con ZINGA® de acuerdo con ISO 12944: Zingalufer y Zingaceram HS.

ZINGA® es un producto de recubrimiento único. Antes de aplicar cualquier acabado, siempre se debe realizar una pequeña prueba para ver si ocurre alguna reacción.

Propiedades retardantes del fuego

El sistema único de ZINGA® muestra propiedades ignífugas. Además, no esparce flamas ni produce flamas tóxicas. Esto ha sido probado por dos laboratorios independientes.

Una prueba de fuego en el servicio técnico de SGS Yarsley (Reino Unido) encontró que ZINGA® tiene una superficie clase 0 (mejor clasificación) en la clasificación de propagación de la flama.

Se realizó una prueba de reacción al fuego en Efectis (Países Bajos) en 2013. ZINGA® mostró propagación del fuego, sin humo o gotas tóxicas.

Soldadura

ZINGA® es uno de los pocos revestimientos no especializados que pueden soldarse y aplicarse sobre soldaduras.

La soldadura de acero recubierto con ZINGA® (máximo 60 μm DFT) es posible sin excesivos vapores de zinc debido a que el calor del cordón de soldadura que se aproxima quema el aglutinante orgánico muy por debajo del punto de fusión del zinc.

El polvo de zinc restante se elimina de la zona de soldadura por convección dejando el área de soldadura libre de contaminación.

Otra gran ventaja es la pequeña área “quemada” de acero Zinganizado que ha sido soldada. En pinturas epóxicas, esto quemada puede llegar a decenas de centímetros (a metros), con ZINGA® esta quemadura es limitada.

ZINGA® también se puede aplicar sobre soldaduras sin necesidad de ninguna preparación superficial especial (es necesario limpiar y generar anclaje en la superficie).

¿Cómo funciona?

Origen

ZINGA® fue inventado originalmente en la Universidad de Gante (UGent), Bélgica, en la década de 1970 y desde entonces se ha utilizado en una amplia variedad de proyectos en todo el mundo.

ZINGA® es un revestimiento activo de zinc que funciona en conjunto con el metal al que esta adherido, mientras que las pinturas son barreras pasivas. Independientemente de que tan gruesas sean las pinturas aplicadas, estas funcionan solo como barreras. Una vez que se rompen, la corrosión inicia inmediatamente.

A pesar de esta significativa diferencia, ZINGA® es a menudo confundida con una pintura simplemente porque es líquida y viene en una lata. Pero hay otras diferencias más sutiles. Por ejemplo, no se “endurece” en la lata porque ZINGA® tiene una vida útil ilimitada y no se vuelve “pegajosa” como una pintura.

Protección Activa

Cuando dos metales diferentes entran en contacto entre sí en presencia de un electrolito (por ejemplo agua), forman una celda galvánica en la que el metal menos noble (por ejemplo el Zn) se corroe a favor del metal más noble (por ejemplo el acero). Esta reacción electroquímica es la base del complejo campo que es la protección catódica.

La protección galvánica, catódica o también conocida como protección activa, surge del sacrificio del zinc (el ánodo) a favor del metal base – acero (el cátodo) con el resultante flujo de electrones evitando la corrosión del acero. De esta manera se garantiza la protección del metal, incluso cuando la capa de zinc está ligeramente dañada.

Otros métodos bien establecidos de protección catódica incluyen la galvanización por inmersión en caliente (HDG – Hot-dIp galvanising) y la pulverización térmica de zinc, en ambos casos se presenta una velocidad de sacrificio constante de la capa de zinc.

Con ZINGA®, la velocidad de sacrificio se reduce drásticamente después de que la capa de zinc se ha oxidado y la porosidad natural se ha llenado con sales de zinc.

Adicionalmente, las partículas de zinc dentro de la capa ZINGA® están protegidas por el aglutinante orgánico sin afectar negativamente a la conductividad eléctrica. Esto permite a ZINGA® crear casi el mismo potencial galvánico entre el zinc y el acero como la galvanización por inmersión en caliente, pero con una menor velocidad de pérdida de zinc porque, para decirlo de manera sencilla, el aglutinante actúa como un “inhibidor de corrosión” para el zinc.

Extracto del reporte B.N.F. Fulmer de JJB Ward, Oxfordshire, Ene 1992
“El zinc en Zinga se convierte en el ánodo de sacrificio en relación con el acero, pero se corroe a un ritmo mucho más lento de lo que se esperaría.”

Si la capa de ZINGA® está tan dañada como para exponer el metal base, el acero podría formar una capa de óxido superficial, sin embargo no habría corrosión por debajo de ella. En otras palabras, si es eliminada la mancha oxidada de la superficie, el acero de abajo no estaría picado ni erosionado.

Esto se denomina “cobertura” o “poder de cobertura” y permite a ZINGA® proteger el metal desnudo a una distancia de 3 a 5 mm del lugar donde termina el recubrimiento – distancia ligeramente menor a un HDG nuevo. Los ánodos de sacrificio de zinc utilizados en los cascos de acero de los barcos ubicados por debajo de la línea de flotación trabajan basados en el mismo principio para proteger el metal en el área circundante. ZINGA® es simplemente una forma diferente de estos ánodos y, por lo tanto, a veces se le denomina ánodo líquido o ánodo de hoja cuando es usado en condiciones sumergidas.

La capacidad del zinc para proporcionar protección galvánica esta en función de su masa por un área dada. El ZINGA® seco contiene un mínimo de 96% en peso de zinc con calidad medicinal, cuyas partículas son significativamente más pequeñas y más puras que las que se encuentran en revestimientos comunes “ricos en zinc”.

El tamaño pequeño y elíptico de las partículas de ZINGA® aseguran un contacto máximo entre las partículas individuales y el sustrato. Esta mayor densidad de zinc activo por área dada combinada con la buena conductividad de la capa asegura que la carga fluye a través de cada milímetro que ha sido recubierto y por lo tanto proporciona una excelente protección catódica.

 

Protección Pasiva

La protección pasiva, proporcionada por pinturas y revestimientos, crea una “barrera” entre el sustrato de acero y los elementos. Una vez que esta barrera está en riesgo, la humedad y las sales atmosféricas podrán comenzar a corroer el acero debajo del área dañada. Esta corrosión comenzará entonces a fluir extensamente bajo el recubrimiento.

Con ZINGA®, el aglutinante orgánico y la capa de óxido de zinc que se forma sobre la superficie crean una barrera impermeable al bloquear la porosidad natural del zinc con partículas de óxido. A diferencia de otros recubrimientos pasivos, una vez quebrada, la capa de óxido de zinc simplemente se renueva por reoxidación. Esta capa de óxidos es la razón detrás de la apariencia mate de ZINGA® en comparación con el brillante acabado en caliente.

¿Como puede ser usado?

Sistema único

ZINGA® proporciona una protección comparable a la galvanización convencional sin la necesidad de recubrimientos finales. Aunque ZINGA® sólo está disponible en gris (el color natural del zinc), la ventaja significativa de esta forma de aplicación es que la capa ZINGA® puede ser recubierta en cualquier momento en el futuro con el mínimo de preparación y sin poner en riesgo la integridad del recubrimiento (véase Re-carga de ZINGA®). ZINGA® se utiliza a menudo como sistema único, porque la estructura ya está en el sitio o es demasiado grande para los baños de zinc fundido. Además ZINGA® es comúnmente especificado para estructuras delicadas (puertas de hierro forjado, esculturas) o cuando las demandas arquitectónicas requieren un mayor nivel de acabado superficial (no es necesario perforar para desalojar gases y después reacondicionar).

Para una protección óptima, ZINGA® debe aplicarse en dos capas de 60 ó 90 μm de DFT cada una.

 

 

 

 
Como primario en un sistema dúplex

No a todo el mundo le gusta el color gris y con la protección adicional de un acabado compatible, la durabilidad del recubrimiento ofrecido aumenta significativamente. ZINGA® ni siquiera tiene que empezar a trabajar activamente hasta que la capa de acabado se haya visto afectada y sin crecimiento subyacente de la corrosión o burbujas de óxido, la capa de acabado inevitablemente dura más.

En un sistema dúplex (Activo + Pasivo), ZINGA® debe aplicarse en 1 capa de mínimo 60 a 80 μm DFT.

Para obtener más información e instrucciones de aplicación, consulte “Revestimiento de ZINGA®”.

 

 

Como primario de taller

Con 30-40 μm de DFT, ZINGA® puede utilizarse como primario de taller (ligera capa aplicada inmediatamente después del granallado para evitar la oxidación). El gran beneficio de usar ZINGA® como primario de taller se encuentra en el hecho de que las estructuras de acero no requieren granallarse nuevamente para aplicar el recubrimiento final. La estructura de acero puede ser recubierta con ZINGA® para obtener una protección catódica o con cualquier otra pintura sin la necesidad de hacer un nuevo granallado.
Las estructuras de acero zinganizadas pueden soldarse y doblarse durante el montaje.

Reparación de desgaste o daño de estructuras galvanizadas en caliente o metalizadas

Este método es probablemente el uso más común de ZINGA®, ya que requiere la preparación de la superficie de lo mas simple . El mecanismo de protección de ZINGA® es tan similar a la galvanización convencional que trabajan en completa unión, debido a que son simplemente diferentes formas de zinc. En lugar de reemplazar los activos galvanizados, las estructuras pueden simplemente tener su protección “recargada” aplicando ZINGA® a la superficie rugosa de la vieja galvanización después de una descontaminación apropiada de la superficie y la eliminación de las sales.

 

En las varillas de Refuerzo

Ampliamente utilizado en países donde el hormigón disponible puede ser de menor calidad, Zinganizar las varillas de acero antes del montaje y la inmersión en hormigón garantiza ampliamente una protección aumentada contra la corrosión sin reducir la resistencia a la extracción de las barras. Pruebas recientes realizadas en tres laboratorios independientes demostraron que ZINGA® tenía por lo menos el doble de protección contra la corrosión de las varillas galvanizados o recubiertos con epoxi.

COMPARACIÓN

ZINGA® CARACTERÍSTICAS GALVANIZADO EN CALIENTE PINTURA
Protección galvánica activa
Aplicación fácil en sitio
Recargable  con ZINGA®!
Recubrible  Requiere pintura especial
Aplicación bajo condiciones extremas No relevante  Requiere pintura especial
Vida útil ilimitada No relevante
Contacto con agua potable  Requiere pintura especial
Flexible
Soldable en acero recubierto
La estructura conserva su forma durante la aplicación

Zinga vs Pintura

ZINGA® CARACTERÍSTICAS PINTURA
Protección galvánica activa
Aplicación fácil en sitio
Recargable
Recubrible
Aplicación bajo condiciones extremas  Requiere pintura especial
Vida útil ilimitada
Contacto con agua potable  Requiere pintura especial
Flexible
Soldable en acero recubierto
La estructura conserva su forma durante su aplicación

Zinga vs Galvanizado en caliente

ZINGA® CHARACTERISTICS GALVANIZADO EN CALIENTE
Protección galvánica activa
Aplicación fácil en sitio
Recubrible  con ZINGA®!
Overcoatable
Aplicación bajo condiciones extremas  No relevante
Vida útil ilimitada  No relevante
Contacto con agua potable
Flexible
Soldable en acero recubierto
La estructura conserva su forma durante su aplicación

Descargar
certificados

Descargar
Referencias  

Es tiempo para evitar la corrosión

Contáctanos

Oficinas

Av. Coral #10, Fracc. Residencial Marino, Medellín de Bravo, Veracruz - México C.P. 94274

Teléfonos de contacto

01 229 242 29 81
01 229 210 60 33

contacto@anticorrosion.com.mx